martes, junio 27, 2006

Quemas de bosque esclerófilo



Sin duda una de las principales amenazas actuales sobre las formaciones de bosque nativo de la zona central la constituyen las empresas frutícolas que pretenden quemar y sustituir las formaciones de bosque y matorral esclerófilo de los cerros vecinos a los valles viñateros y palteros.

Esta fotografía la bajé del valle de colchagua, tradicional por la producción y exportación de vinos de alta calidad, y que poco a poco empiezan a expandirse a los cerros de aptitud preferentemente forestal.

Así como en algún momento se boicoteó a la industria forestal acusandola de depredadora del bosque nativo en Chile, cuando Aaron Stenger, un ecologista norteamericano de Forest Ethics denunció en las páginas centrales del New York Times que cada vez que se consumía un producto forestal chileno se estaba promobiendo la extinción de uno de los bosques nativos de mayor valor ecológico del mundo.

Un mensaje que los fruteros y viñateros de chile no han querido escuchar en su porfía de patrones de fundo. Sería adecuado darselos a conocer y iniciar una campaña que les muestre el poder del mercado internacional cuando se trata de conservar formaciones que para la comunidad internacional es importante y mientras para ellos son formaciones improductivas.

Hay que corregir el modelo depredador exportador de nuestros recursos naturales. Directa o indirectamente.

Para que no volvamos a ver fotografías como estas.

2 comentarios:

Gabriel Perez dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Gabriel Perez dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.